557

llegado mis obras, sino porque al verlas tan demacradas he sentido, como jamás soñé que pudiera hacerlo, la infinita aberración humana que tanto intenté plasmar en ellas. La sabia naturaleza ha retocado mis lienzos con el pincel del tiempo para darme la mejor de las lecciones de arte. La naturaleza me ha vencido. Y créeme si te digo que nunca una derrota logró que me sintiese tan amargamente desdichado como dulcemente feliz». Tantos años de convivencia habían convertido a Goya y a San Antonio en un singular par de buenos amigos. Y en cuanto a El Descendimiento, el de Roger van der Weyden, nunca regresó al Monasterio de El Escorial: se quedó en el Museo del Prado por deseo expreso del nuevo Gobierno. Esta parecía ser, a grandes rasgos, la historia de El Descendimiento, hasta llegar a su residencia actual. Respecto a la identidad e historia de los personajes, se confirmaba la descripción que tenía escrita, si bien algunas fuentes trasponían en el cuadro las identidades de José de Arimatea y Nicodemo, respecto de las identidades dadas por las dos sabias ancianas. Todos los personajes aparecían mencionados en al menos una ocasión en los evangelios canónicos, en la parte que relataba el momento de la Crucifixión y el Descendimiento 958. 958 Mateo 27, 55-61 vatican:[español latín] latinvulgate biblos

558

Marcos 15, 40-47 vatican:[español latín] latinvulgate biblos Lucas 23, 49-56 vatican:[español latín] latinvulgate biblos Juan 19, 25-27; 38-42 vatican:[español latín] latinvulgate biblos 959 Mateo 27, 33 vatican:[español latín] latinvulgate biblos Marcos 15, 22 vatican:[español latín] latinvulgate biblos Lucas 23, 33 vatican:[español latín] latinvulgate biblos Juan 19, 17 vatican:[español latín] latinvulgate biblos EL DESCENDIMIENTO (H. 1435), DE ROGER VAN DER WEYDEN LA CALAVERA Y ADÁN Los cuatro evangelistas incluyeron en sus Evangelios el nombre del monte en el que se produjo la Crucifixión 959, el monte Golgotha, o Gólgota, que significa «el lugar de la Calavera», bautizado también como monte Calvario. Aunque esta simple relación justificaba la presencia de la calavera en El Descendimiento, decidí buscar en algunos libros y enciclopedias algo más de información sobre la historia de Adán, a quien la tradición también identificaba con la calavera situada a los pies de la cruz. Todos los textos que encontré coincidían en que la más concisa cronología de Adán, desde su nacimiento hasta su muerte, se condensaba en el capítulo 5 del Génesis, en los versículos del 2 al 5. Poca cosa se podía decir de alguien en cuatro versículos. Para encontrar algo más de información tuve que recurrir a otros libros. Uno de ellos, muy ingenioso, analizaba la Biblia desde el ámbito de la numerología, lo que le permitía ser increíblemente preciso en lo tocante a la vida de

14 -2 -1 -1 +1 +1 +2 http://www.biblegateway.com/passage/?search=Mateo%2027;&version=6; http://www.vatican.va/archive/ESL0506/__PV1.HTM http://www.vatican.va/archive/bible/nova_vulgata/documents/nova-vulgata_nt_evang-matthaeum_lt.html#27 http://www.latinvulgate.com/lv/verse.aspx?t=1&b=1&c=27 http://biblos.com/text/matthew/27-55.htm 14 -2 -1 -1 +1 +1 +2 http://www.biblegateway.com/passage/?search=Marcos%2015;&version=6; http://www.vatican.va/archive/ESL0506/__PVH.HTM http://www.vatican.va/archive/bible/nova_vulgata/documents/nova-vulgata_nt_evang-marcum_lt.html#15 http://www.latinvulgate.com/lv/verse.aspx?t=1&b=2&c=15 http://biblos.com/text/mark/15-40.htm http://www.biblegateway.com/passage/?search=Lucas%2023;&version=6; http://www.vatican.va/archive/ESL0506/__PW5.HTM http://www.vatican.va/archive/bible/nova_vulgata/documents/nova-vulgata_nt_evang-lucam_lt.html#23 http://www.latinvulgate.com/lv/verse.aspx?t=1&b=3&c=23 http://biblos.com/text/luke/23-49.htm http://www.biblegateway.com/passage/?search=Juan%2019;&version=6; http://www.vatican.va/archive/ESL0506/__PWP.HTM http://www.vatican.va/archive/bible/nova_vulgata/documents/nova-vulgata_nt_evang-ioannem_lt.html#19 http://www.latinvulgate.com/lv/verse.aspx?t=1&b=4&c=19 http://biblos.com/text/john/19-25.htm http://www.biblegateway.com/passage/?search=mateo%2027.%2033-56&version=61 http://www.vatican.va/archive/ESL0506/__PV1.HTM http://www.vatican.va/archive/bible/nova_vulgata/documents/nova-vulgata_nt_evang-matthaeum_lt.html#27 http://www.latinvulgate.com/lv/verse.aspx?t=1&b=1&c=27 http://biblos.com/text/matthew/27-33.htm http://www.biblegateway.com/passage/?search=marcos%2015.%2023-41&version=61 http://www.vatican.va/archive/ESL0506/__PVH.HTM http://www.vatican.va/archive/bible/nova_vulgata/documents/nova-vulgata_nt_evang-marcum_lt.html#15 http://www.latinvulgate.com/lv/verse.aspx?t=1&b=2&c=15 http://biblos.com/text/matthew/15-22.htm http://www.biblegateway.com/passage/?search=lucas%2023.%2033-49&version=61 http://www.vatican.va/archive/ESL0506/__PW5.HTM http://www.vatican.va/archive/bible/nova_vulgata/documents/nova-vulgata_nt_evang-lucam_lt.html#23 http://www.latinvulgate.com/lv/verse.aspx?t=1&b=3&c=23 http://biblos.com/text/luke/23-33.htm http://www.biblegateway.com/passage/?search=juan%2019.%2017&version=61 http://www.vatican.va/archive/ESL0506/__PWP.HTM http://www.vatican.va/archive/bible/nova_vulgata/documents/nova-vulgata_nt_evang-ioannem_lt.html#19 http://www.latinvulgate.com/lv/verse.aspx?t=1&b=4&c=19 http://biblos.com/text/john/19-17.htm