552

de Nuestra Señora, ni en otra cosa ninguna que no sea vestido o campo como se lo señalé hoy». Fue en El Escorial donde fray José de Sigüenza 953 vio El Descendimiento, obra de la que escribió lo siguiente: 953 Tercera parte de la Historia de la Orden de San Geronimo Doctor de la Iglesia. Dirigida, Al Rey nuestro Señor. Don Philippe III. Por Fray Ioseph de Siguença, de la misma Orden (Madrid, 1605), de fray José de Sigüenza (Sigüenza, 1544 R El Escorial, 1606), Biblioteca Nacional de España (AHMO/172252), Madrid. Libro IV, Discurso XVII, página 835 y siguientes. bnd:[obra catalogo] «[…] Ay en este conuento fuera de toda esta suerte de pintura q' hemos dicho, cultiuada en Italia, traida y aprendida de los Griegos, otra muy agena d todo lo q' sabe a buen dibuxo y arte, aunq' se veè en ella cosas admirablemete labra das, detenidas, contrahechas y imita- das del natural, y aun con no poca deuocion dignas de tener en estima y reuerencia. Deste genero se hallan re- partidas por toda esta casa muchas, q' no serà possible sin gran prolixidad ha zer memoria dellas, dire algunas de mas excelencia. En la sacristia en me- dio de los caxones, assentada sobre e- llos està vna historia del descendi- miento de la Cruz, en vn quadro gra-

553

de con sus puertas: las figuras como del natural, vna pieça de mucho pri- mor y deuocion, en aquella mane- ra Alemana ò Flamenca, lindas ca- beças y rostros, ropas, brocados, y o- tros paños retirados del natural. Es- tan las Marias con mucha de mostra- cion de tristeza, la Virgen según el comun sentir ò engaño de aquellos tiempos, desmayada y perdido el co- lor, y aun la compostura y decoro, pa reciendoles que sino era desta mane- ra y haziendo este agrauio à aquel co- raçon fortissimo, no se podia signifi- car el dolor, tristeza, y viuo senti- miento de madreque amaua mas de lo que podemos exprimir con la len- gua, y aun con el pensamiento. A los lados y encima de los mismos ca- xones, ay otras tablas y quadros de este mismo genero, aunque ningu- no tan bueno». A partir de entonces, y como si de plagas bíblicas se tratara, cayeron durante siglos sobre el Monasterio de El Escorial todo tipo de desgracias naturales y humanas orientadas todas a un mismo fin: mermar su patrimonio. El Descendimiento salió en al menos dos ocasiones de El Escorial. En la primera, en 1923,

14 -2 -1 -1 +1 +1 +2 http://bibliotecadigitalhispanica.bne.es/webclient/DeliveryManager?application=DIGITOOL-3&owner=resourcediscovery&custom_att_2=simple_viewer&pid=178703 http://catalogo.bne.es/ 14 -2 -1 -1 +1 +1 +2