546

pregunta de cuáles eran esas reglas la chica me hizo una relación exhaustiva de los requisitos exigibles. Con cada uno que nombraba más hundía mis esperanzas de poder confirmar los datos. Había que probar con el carné correspondiente que se era profesor de universidad, o bien conservador o profesional de los museos, o que se estaba realizando una tesis doctoral, o que se era miembro de la Fundación de Amigos del Museo Nacional del Prado, o que se era un investigador autorizado por el museo. Fuera de estas categorías, había que enviar una carta de solicitud indicando el nombre, la dirección y el tema de investigación y esperar a que, en un plazo breve, se produjera la respuesta. Lo del «plazo breve» acabó de rematar mis esperanzas. Así que, agradeciéndole a la chica su colaboración, y comprendiendo con tristeza la necesidad de ese tipo de medidas disuasorias, me dirigí hacia la salida, no sin antes pasar por la tienda del museo, en la que hice algunas compras. LA BIBLIOTECA NACIONAL Tratando de imaginar algún lugar en el que poder obtener algo más información sobre El Descendimiento, se me ocurrió que una buena alternativa podría ser la Biblioteca Nacional, en el paseo de Recoletos, junto a la plaza de Colón. Y sin darle más vueltas hasta allí me fui.

547

Solía visitar la Biblioteca Nacional 943 de forma esporádica. Siempre entraba al recinto por la esquina sur y desde allí caminaba por el jardín hasta llegar a una puerta que, situada a la misma altura de la calle, permitía el acceso al edificio. La entrada daba a un amplio vestíbulo del que partían dos largas y amplias escaleras de mármol hacia la primera planta, las dos en ele, reflejo la una de la otra. Tomé la de la izquierda. La escalera finalizaba en una moderna puerta de cristal de dos hojas, amplia y alta como requería la arquitectura de un edificio del siglo XVIII. Según me acercaba al último rellano noté a través de la cristalera una enorme mancha oscura que ocupaba casi la mitad de la superficie. Al llegar a la puerta y abrir una de sus hojas me encontré con que bloqueando la entrada, de lado a lado, se erigía la parte trasera de un enorme armario que dejaba ver por encima el interior de la sala. Sin saber qué pensar cerré la puerta, me di la vuelta, bajé por la escalera y subí por su gemela, la de la derecha. Al llegar al otro rellano, tiré de una de las hojas de la puerta pero no se abrió. Parecía que algo había cambiado desde la última vez que estuve allí. Pensativo volví de nuevo a bajar preguntándome cómo era posible que pudiera 943 Biblioteca Nacional de España, Madrid. bne:[tricentenario:[abc larazon elpais intereconomia elmundo]] wiki google:mapa

14 -2 -1 -1 +1 +1 +2 14 -2 -1 -1 +1 +1 +2 http://www.bne.es/ http://www.bne.es/es/Tricentenario/ http://www.abc.es/20111213/cultura/abci-joyas-biblioteca-nacional-201112130908.html http://www.larazon.es/noticia/9530-la-biblioteca-nacional-expone-mas-de-240-tesoros-para-celebrar-sus-300-anos http://www.larazon.es/noticia/9530-la-biblioteca-nacional-expone-mas-de-240-tesoros-para-celebrar-sus-300-anos http://www.google.es/search?q=http%3A%2F%2Fwww.intereconomia.com%2Fnoticias-gaceta%2Fcultura%2Fbiblioteca-nacional-abre-publico-su-%25E2%2580%2598cofre-tesoro%25E2%2580%2599-20111212&btnG=Buscar&hl=es http://www.elcultural.es/noticias/BUENOS_DIAS/2491/Gloria_Perez–Salmeron http://es.wikipedia.org/wiki/Biblioteca_nacional_de_espa%C3%B1a http://maps.google.com/maps?f=q&hl=en&geocode=&q=madrid&sll=37.0625,-95.677068&sspn=38.144864,56.25&ie=UTF8&layer=c&cbll=40.423904,-3.690603&panoid=Lk3Pk1eBl3nolkS7vsyiog&cbp=1,103.38272625009642,,0,-17.450897059799153&g=madrid&ll=40.431498,-3.691