216

seccionado verticalmente, visible la mitad posterior, con paredes y techo dorados, posiblemente con pan de oro. En cada una de las cuatro esquinas superiores aparece pintada, en primer plano, una tracería, más grandes las del rectángulo principal. »El suelo se extiende horizontal, de extremo a extremo, y en profundidad, con su fondo en perspectiva a medio metro de altura desde el extremo inferior. Es la cima del monte Calvario, verde sobre roca. »El madero vertical de la cruz aparece en mitad del cuadro, casi al fondo, y llega hasta la parte superior central: a primera vista es tan largo como alto parece ser Jesús, tendido como está en brazos de quienes lo descienden. El madero horizontal sorprende aún más: como se sitúa en la parte superior del cuadrado central mide menos de medio metro de ancho .algo más de medio metro real.. En el centro de este madero, tras la mano derecha del joven subido a la escalera, mano que sostiene dos flechas de ballesta .símbolo de los dos clavos que atravesaron las manos de Jesús., se clava una tabla con perímetro de sepulcro. La tabla sugiere la inscripción R·I·N·R·I·r .Iesus Nazarenus, Rex Iudaeorum., escrita en recargadas letras rojas .como de sangre, con que la letra entra., aunque más bien parecen números romanos, R·V·II·X·V·r. La escalera de mano se apoya

217

sobre la parte trasera de la cruz y se inclina hacia la derecha. »Tanto el fondo como el madero vertical y el suelo del Calvario están en gran parte cubiertos por los personajes de la escena. Los nueve personajes se distribuyen ocupando prácticamente la totalidad del espacio, situados tan juntos que la frontera entre su skyline y el fondo más bien parece un riverline, por sus meandros. El décimo personaje, el segundo ayudante, aparece subido a la escalera, ballestas en mano. »Descripción de los nueve personajes: »1. En el extremo derecho aparece María Magdalena, orientada de perfil hacia el lado izquierdo, su espalda ligeramente encorvada hacia delante, su cabeza en horizontal sobre sus manos entrelazadas, su codo derecho elevado, sus piernas ligeramente flexionadas. Ocupa toda la vertical, sin llegar a cruzar la línea horizontal de la que surge el diminuto techo semiarqueado, tras las tracerías mayores. Su traje beis claro, de adosadas mangas largas rojas, es muy escotado e insinuante. La capa lila que la cubre ha caído hacia atrás, hasta su cintura, y deja al descubierto parte de su espalda. Su traje es el único que no es de una sola pieza sino de estrechas tiras cosidas. Esta falta de recato y calidad en la vestimenta parece, en estas circunstancias, dar a entender su condición de mujer de mal vivir. Se ven lágrimas en su cabizbajo y triste rostro. Su pelo trenzado

13 -2 -1 -1 +1 +1 +2 13 -2 -1 -1 +1 +1 +2